¿Podrá Biden lograr que los latinos voten? Los defensores de la migración no están seguros.

May 18, 2020

Este artículo, publicado originalmente en Inglés, es parte de nuestra serie "Every 30 Seconds", producida con el apoyo de la Corporation for Public Broadcasting.

Un día primaveral del hemisferio norte, Vanessa Marcano-Kelly, en medio de cantos, se paró frente a una multitud durante una manifestación y presentó al senador de Vermont, Bernie Sanders, en Des Moines, Iowa. 

Había pasado meses haciendo campaña para el entonces candidato presidencial demócrata en su tiempo libre, fuera de su horario de trabajo, en el que dirige una empresa de servicios de traducción e interpretación de inglés-español. Es la primera ocasión en que Marcano-Kelly, de 35 años, se involucra en una campaña presidencial y en noviembre podrá votar por primera vez, después de haberse convertido en ciudadana estadounidense, el año pasado.

Marcano-Kelly, residente de Iowa, calificó esa concentración, en la que conoció a Sanders, como una “oportunidad increíble” y dijo que su estado de origen era un lugar emocionante para un ciudadano que vota por primera vez, ya que “tienes la oportunidad de conocer a todos, y todos están abiertamente detrás de tu voto”.

Sanders fue un candidato enormemente popular entre los jóvenes y los latinos, dos grupos que se proyectan como bloques importantes en las votaciones de fin de año. Aun así, perdió las primarias de Iowa en marzo, a pesar de contar con el apoyo entusiasta de, precisamente, jóvenes latinos como Marcano-Kelly. Después de perder las primarias en varios estados, Sanders se retiró de la carrera el 8 de abril.

El anuncio de Sanders ha dejado a muchos de sus seguidores latinos a la deriva. Las encuestas recientes de Latino Decisions y otros grupos sugieren que los votantes latinos no están seguros de que Biden sea la persona adecuada para el trabajo o, al menos, creen todavía no lo es.

“Desde entonces, me he sentido muy triste y cuestiono todo”, dijo Marcano-Kelly sobre la decisión de Sanders de abandonar la carrera.

En tanto, Sanders respaldó a Biden durante una transmisión en vivo a principios de abril. “Hoy les pido a todos los estadounidenses, a todos los demócratas, a todos los independientes, a muchos republicanos, que se unan en esta campaña para apoyar su candidatura, que cuenta con mi respaldo”, dijo en la ocasión.

Marcano-Kelly, por su parte, cuenta que a pesar de ello está indecisa y ha estado pidiendo consejos a sus amigos inmigrantes indocumentados.

“Me dicen que definitivamente vote por Biden, no hay duda al respecto”, contó Vanessa. “Pero muchos de ellos dicen: ‘¿Sabes qué? No va a cambiar nada’”.

Vanessa Marcano-Kelly, votante por primera vez

“Me dicen que definitivamente vote por Biden, no hay duda al respecto”, contó Vanessa. “Pero muchos de ellos dicen: ‘¿Sabes qué? No va a cambiar nada’”.

Muchos están esperando que se acerquen las elecciones para tomar una decisión, señaló Stephen Nuño, director de comunicaciones y analista senior de Latino Decisions. La empresa encuestadora acaba de publicar una encuesta nacional en que analiza el impacto de la COVID-19 sobre las comunidades latinas.

La encuesta abordó varios estados con altas poblaciones latinas, incluidos Nevada, California, Nueva York, Nueva Jersey, Florida y Texas. En febrero, el 73% de los latinos con derecho a voto declaró que estaba casi seguro de que votará en las elecciones presidenciales. Sin embargo, en los últimos dos meses esa cifra se ha reducido al 60%. Nuño agrega que “esto es lo que dice la encuesta: si no vas a terreno activamente, no esperes que los latinos se presenten a las urnas en noviembre”.

Asimismo, señala que Biden tendrá que esforzarse más para conquistar ese voto. Sin embargo, el candidato ya enfrenta críticas por ser demasiado conservador en sus políticas, especialmente en materia de inmigración. Los defensores de la migración dicen que su asociación con la administración Obama y sus casi 800.000 deportados podrían desencantar a los votantes latinos.

Aun así, Biden se comprometió a anular las prohibiciones de inmigración del presidente Donald Trump y corregir el proceso de pedido de asilo en el país, entre otras cosas, cuando dio a conocer su plan de inmigración, en diciembre de 2019. No obstante, para Cristina Jiménez, cofundadora de United We Dream, Biden tardó demasiado en tomar una actitud más audaz con respecto a la inmigración. Esta organización ayudó a impulsar la protección de los jóvenes inmigrantes indocumentados por medio de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), bajo la administración de Obama.

En la misma línea, Jiménez añadió que incluso con la implementación de DACA, los defensores de la migración dicen que nunca vieron un cambio en el enfoque con respecto a las detenciones y deportaciones.

“El vicepresidente Biden ni siquiera reconoció al comienzo de las primarias el impacto de estas deportaciones ni el daño que experimentaron las comunidades bajo la administración de Obama”, añadió.

Para la cofundadora de United We Dream, el candidato demócrata debe lograr que las familias inmigrantes se sientan escuchadas, pues ahora “la gran pregunta de la comunidad latina es ‘¿por qué debemos confiar en ti?’”.

En este sentido, Nuño señaló que el tema no es solo la inmigración. Los jóvenes votantes latinos están preocupados por el acceso a la educación y a la atención médica, así como por un salario digno, ámbitos que adquieren el carácter de urgente por la pandemia por coronavirus.

Esa urgencia está moviendo a algunos grupos de defensa latinos a apoyar inicialmente la campaña de Biden. Entre ellos, Voto Latino, organización que se centra en el registro de votantes y que por primera vez entrega su respaldo político a un candidato.

María Teresa Kumar, presidenta de Voto Latino, dijo que no fue una decisión fácil. Antes de su aprobación, su organización escribió una carta de dos páginas para comunicar sus expectativas a la campaña de Biden, cuya respuesta fue un plan de 22 páginas que aborda cuestiones como la inmigración y el acceso a la universidad.

“[Estos son] elementos que a menudo olvidamos, pero la verdad es que constituyen el punto decisivo para que los latinos dirijan su atención a la política y es de lo que Bernie estaba hablando”, dijo.

Este respaldo podría convocar a otros, que eran partidarios fervientes de Sanders u otros candidatos, como la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, que ahora se sienten a la deriva, según Kumar.

Jiménez, por su parte, también votará por primera vez este año. Ella llegó al país desde Ecuador con 13 años, ahora tiene 36 y ha dedicado el trabajo de su vida a los derechos de los inmigrantes.

“Como alguien que no podía votar hasta hace poco, pues crecí indocumentada y me convertí en ciudadana el año pasado, tomo muy en serio el poder de mi derecho a voto”, comentó la traductora.

Aclaró que Biden no era su primera opción; era Warren. Pero ahora ella está mirando más allá de un candidato en particular. Los costos de un segundo mandato de Trump son demasiado altos, tanto para ella como para los miembros de su familia que todavía no son ciudadanos.

Traducción al español por Melissa Harkin y Mónica Ramírez.


From The World ©2019